Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva junto con el higo son los símbolos máximos de mediterraneidad por excelencia.

El aceite de oliva que producimos es con el 100% de aceitunas arbequinas. Estas son las que dan el aceite de más calidad y curiosamente las aceitunas más pequeñas de las que se extrae el aceite.

Para obtener el aceite se hace una extracción en frío (donde la temperatura máxima a la que se llega oscila entre 25 y 28 º C). La separación de las partículas más grandes se hace por centrifugado, pero después no se filtra, por esto el aceite que obtenemos es más denso y de color verde intenso y muy afrutado. Solamente aprovechamos el aceite de la primera prensada, ya que es el de máxima calidad. A este aceite, en Catalunya, se lo conoce como “Oli del raig”, este aceite tiene mucha carga orgánica, hecho que permite una mejor conservación.

Para obtener este aceite tenemos mucho cuidado en que las aceitunas estén en su grado óptimo de madurez, que es cuando tiene los niveles máximos de ácidos grasos en la pulpa. También vigilamos que el tiempo entre la recolección y el batido sea el mínimo posible para evitar la oxidación. Este dato se refleja posteriormente en la acidez oleica del aceite.

Análisis

Olivas