Aceite de oliva virgen extra

Recomendamos que el aceite de oliva que se consuma el mismo año de la cosecha, se utilice para comer crudo (para ensaladas, aliños,...)

El aceite de oliva de años anteriores es ideal para freír, ya que aguanta perfectamente los 180ºC. Debido a la estabilidad transmitida por los ácidos grasos y los antioxidantes que contiene el aceite, éste aumenta de volumen. Este hecho hace que se necesite menos cantidad que si se fríe con otros tipos de aceite. Otra ventaja que tiene el aceite de oliva es que los alimentos absorben menos cantidad que si se fríe con aceite de otro vegetal, porque el de oliva forma una crosta en la superficie del alimento impidiendo la penetración del aceite.

Si no se calienta en exceso (si no llega a humear-210ºC), se puede utilizar varias veces manteniendo su calidad. Aunque al calentarlo repetidamente el contenido de antioxidantes disminuye considerablemente.
Desde la antigüedad se utiliza el aceite de oliva por sus cualidades oleosas.

Cuchara con aceite