Almendra frita con sal

El aceite de almendra se utiliza para tratamientos dermatológicos y para la piel seca. También se puede utilizar para combatir el estreñimiento, ya que la almendra es el fruto seco con mayor proporción en fibra.

La leche de almendras también es un laxante, antiinflamatorio y cicatrizante. La leche de almendras tiene un alto contenido en nutrientes. 100 gramos de almendras contienen prácticamente el doble de calcio que 100cc de leche de vaca. Por lo tanto es un alimento recomendado para personas con afecciones óseas.

Existe también el licor de almendras, extraído de almendras amargas.

Es uno de los ingredientes principales en un sinfín de recetas: almendrados, manjar blanco, sopas, salsas postres,...
Las almendras tienen altos niveles de ácidos grasos insaturados y el más importante de ellos es el ácido oleico.

Un consumo frecuente de este frito seco puede ayudar a reducir el colesterol “malo” en sangre, aumentando el colesterol “bueno”.

Por su alto contenido en vitamina E, la almendra proporciona una dosis extra de antioxidantes jugando un papel importante en la prevención de enfermedades coronarias y cáncer.

Almendras peladas