Avellana tostada

Las avellanas contienen un alto nivel energético, por su alto contenido en ácidos grasos mono y poliinsaturados, por lo tanto es un alimento recomendado en dietas de personas que hagan esfuerzo físico y/o intelectual.

Se las considera alimento cardioprotector porque las grasas que contienen intervienen en el control de triglicéridos y de colesterol.
Es un aporte importante de vitamina E, que actúa de antioxidante en los tejidos del cuerpo humano.

Las avellanas son ricas en ácido oleico, linoleico y omega3, las cuales ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre.
La fibra vegetal que contiene es mayoritariamente insoluble.
Su consumo habitual puede prever enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosi y hipercolesterolemia.

El aceite de avellana está indicado principalmente para pieles  secas y estropeadas, cicatrización, labios secos y masajes terapéuticos.

Avellanas peladas