Debido al relieve y a las características geográficas de l’Alt Camp, nos encontramos con una comarca con distintos microclimas.

Las tierras, situadas al pie de las montañas de Prades, hacen que el clima sea moderado tanto en invierno como en verano. El viento de sereno, propio del invierno es el más importante y afecta a toda la comarca.

Estas características climatológicas provocan que los árboles crezcan en unas condiciones favorables, consiguiendo cada año productos de muy buena calidad.

avellano